Propuesta hecha para portada de menú de postres para un restaurante a punto de abrirse. Inspirado en el álbum ‘Dark Side Of The Moon’ de Pink Floyd.