La feria Tecnoalimentaria se llevo a cabo en el Camino Real a finales del mes de mayo del 2012.

El objetivo de los volantes era atraer a clientes potenciales interesados en adquirir servicio de extracción y recolección de desechos orgánicos no infecciosos.

El contenido iba más enfocado al cuidado y protección del ambiente, más que a ofrecer el servicio de extracción o recolección.